Alternativa Verde | 4 trucos de decoración ecológicos para huertas y jardines
1573
post-template-default,single,single-post,postid-1573,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

4 trucos de decoración ecológicos para huertas y jardines

1. Kokedamas

Empecemos con este emprendimiento de Natalia al que bautizó Mambrú se fue a la huerta (más lindo el nombre no puede ser!). Ella compró su primera kokedama hace un año y se enamoró de esta técnina de cultivo. Entonces empezó a investigar por internet de qué se trataba este método japonés milenario porque le intrigaba cómo una planta podía vivir sin una maceta ni nada que la contuviera. “A partir de allí, inicié este emprendimiento, especializado en este tipo de cultivo, que además es un elemento de diseño hermoso y vivo”, nos cuenta. Natalia se replanteó a partir de ver las kokedamas “el porqué regalamos flores cortadas, que se marchitan a los días en lugar de regalar plantas que representan una fuente de vida” y pensó este proyecto como una excelente alternativa. La ahora especialista aclara “para los que no la conocen, el significado literal de la palabra kokedama es bola de musgo. Se realizan con una mezcla de tierra orgánica y arcilla, se recubren con musgo y se atan”. A pesar de lo que pudiera parecer, estas bellas plantas no requieren grandes cuidados. “Sólo con sumergir la bola en un recipiente con agua, se la deja unos minutos o hasta que deje de largar burbujas de aire” es suficiente. Natalia nos invita a conocer “este mundo de naturaleza y arte”, como lo llama y continúa: “Para mi es un placer compartir con ustedes cómo y dónde realizo las kokedamas, por eso les paso algunas fotos del lugar mas placentero para mi, donde disfruto mucho al hacerlas, el Delta del Paraná”. Debajo, las manos de Natalia en plena tarea: “Las kokedamas se convierten así en un objeto muy original, que embellece cualquier espacio o ambiente, aportándole vida y calidez. Se transforman en una maravillosa forma no sólo de decorar, sino de mejorar el entorno y aportarle un elemento muy estético”, termina de decirnos Natalia, orgullosa de estas hermosas criaturas que están listas para volver un interior o un jardín en un lugar más bonito todavía. A Natalia y sus kokedamas las podés encontrar en Facebook o por mail a mambrusefuealahuerta@gmail.com

2. Maceta de chapitas de gaseosas

No les voy a decir que no se requiere un poco de maña y otro de técnica para perforar las chapitas, doblar y unir los alambres pero el resultado bien vale la pena. Colorida y alegre como pocas, la maceta/canasta con reciclaje con más onda de tu jardín será seguro. Loveliegreenie

3. Cercos con botellas y ruedas reutilizadas

¿Hace falta que diga algo más al respecto? Sólo, tal vez, que no encontrarás un cerco más perdurable que las botellas de vidrio reutilizadas: 4000 años de garantía. Para ver más sobre esta idea vean el post de DIY Gadgets diygadgets La otra forma de delimitar tu huerta es original por demás: está hecho el contorno con las ruedas de bicicletas -sin la cubierta-.

4. Macetas recicladas y biodegradables para plantines

Esta manera de armar macetas para plantines con papel de diario es tan sencilla y ecológica que se lleva todos los aplausos. vía HGTV Aquí van tres de los pasos para lograr darles la forma adecuada a estas macetitas, pueden consultar el tutorial completo aquí (está en inglés). via Motley Green/Pinterest Por último, si no querés trabajar para lograr un lindo recipiente para hacer germinar tus semillitas te propongo una idea tan fácil que es imposible no adorarla. Usar el cilindro de cartón del papel higiénico rellenado de tierra y sobre algún fuentón o base sólida para esperar que tu plantín se vuelva lo suficientemente fuerte antes de transplantarlo. via Motley Green/Pinterest Por último, si no querés trabajar para lograr un lindo recipiente para hacer germinar tus semillitas te propongo una idea tan fácil que es imposible no adorarla. Usar el cilindro de cartón del papel higiénico rellenado de tierra y sobre algún fuentón o base sólida para esperar que tu plantín se vuelva lo suficientemente fuerte antes de transplantarlo.]]>



Conocé nuestro Mercado de productos naturales.