Domos geodésicos: construcciones ecológicas multi propósito

están realizados con palos y nodos de hierro, y paredes construidas con materiales del lugar o reciclados. A las claras: una construcción ecológica. Como los iglúes, las conocidas viviendas de los esquimales, pero con otra materia prima pues la naturaleza es otra. Hay distintas formas de hacer una casa domo y una vez construido correctamente, la estructura lo mantiene muy estable. Hernán va por su tercer domo construido (uno que sirvió como gallinero y otro grande además del actual) todos en este lugar que más bello no puede ser: El Hueco Verde, a 15 kilómetros de la capital catamarqueña.

Las cañas las consigue en el mismo campo, al igual que las maderas. Esa es la gracia de esta construcción que se hace con implementos que se consiguen en cada lugar y que no generan desechos y casi no requieren nada químico. Es esta clase de arquitectura natural la que, en la medida de lo posible, está bueno implementar cada vez más. Ambientes sanos que se fusionen con el entorno. Casas en armonía, hechas recuperando recursos y amalgamándose sin estridencias, sin una relación de imposición de lo artificial sobre lo autóctono. Entender que sin demasiado esfuerzo se puede cambiar el paradigma, ayudando al planeta y dándose a uno mismo la posibilidad de habitar espacios más auténticos.

Así lo descubrió Hernán cuando, como nos dijo, “en marzo hice un taller dictado por ‘Domos Vivos‘ y aprendimos a hacer una de las formas para hacer estas estructuras, armamos uno de 6mts de frecuencia 2, y luego armé otro de 6mts de diámetro pero de frecuencia 3 con palos de la zona. Después probé hacer uno más con caña tacuara, autóctona, esta vez fue un prototipo de rápido armado que se hace en una tarde”. El que está haciendo ahora puede decirse que es el más personal de todos, en tanto será para uso propio dentro de esta propiedad familiar. El domo es lo suficientemente resistente para tapar con barro y que funciona como habitación de 3,40mts de diámetro. Para armarlo usó caña tacuara, alambre y rollizos de 8cm de diámetro como uniones”, agrega.

El trabajo está en proceso y ahora Hernán está esperando las aberturas. Ya tiene pensado que la puerta estará orientada al norte y al lado tendrá una ventanita, un paño fijo de 80cm de diámetro. “En cuanto al piso (como es algo que hice para hacer de a poco el grande) lo voy a resolver con pallets de madera reciclados, desarmo unos para completar los otros”, nos avisa.

Si ya alucinaste con esta estructura y querés aprender a hacerlas o bien querés encargar que te construyan una (y estás por la zona) no dudes en contactar a Hernán vía Facebook.

Paredes hechas con botellas y casas hechas con super adobe y neumáticos como las navetierras, el mundo de la sustentabilidad sigue creciendo y va llegando a la forma de armar nuestros hogares. Los domos son otra alternativa realmente interesante.
Si te está preguntando qué materiales se necesitan y a qué precio (en pesos argentinos), Hernán nos ilustra:
  • cañas gratis
  • alambre 30pesos
  • tela hexagonal 170pesos
  • barro, paja, bosta de caballo y agua gratis
  • aberturas, depende del gusto y el presupuesto de cada uno
 
Este es el domo grande:
Linda vista, ¿no?
Y el domo/gallinero:
El domo de Hernán aún no tiene los toques finales pero no pude esperar a que lo hiciera para mostrarles esta genialidad. Cuando esté dado el último toque, Hernán nos mostrará fotos. Mientras tanto, a seguir pensando por fuera de la caja soluciones nuevas para una vida más sustentable, también en la construcción.