Alternativa Verde | 5 acciones para cuidar al planeta cada día
9601
post-template-default,single,single-post,postid-9601,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

5 acciones para cuidar al planeta cada día

Cada 22 de abril es el Día de la Tierra. Les diría que es una fecha para celebrar pero considerando que se trata de tomar conciencia sobre problemas ambientales como la superpoblación, la contaminación, la conservación de la biodiversidad, entre otras “cositas”, lo de festejar es relativo. Sin dudas de lo que sí se trata es de tomar acción y de eso vengo a contarles.

Primero debo agradecer el altísimo privilegio de que la ilustradora argentina Paola Bocca haya decidido sumar su arte a esta cruzada 🙂 Ahora ya estamos listos para repasar esas acciones que todos podemos hacer cada día y que, si abarcan a cada vez más personas, empiezan a mover la balanza a favor de nuestro planeta que es, al fin y al cabo, el homenajeado de hoy.

Movilidad

 

Desplazarse cada día en las ciudades es un gran desafío. Más aún en la de nuestra Latinoamérica que no siempre ofrecen una red de transporte público lo suficientemente eficiente como para que declinar el automóvil propio sea algo fácil. Pero ser sostenible es siempre un lindo desafío que requiere creatividad. Por eso, siempre que hagas distancias cortas y tengas el tiempo, no dudes en subirte a la bici o caminar.

En en el resto de las ocasiones, lo público siempre es mejor opción sea buses, subtes/ metros o el tren. ¿Por qué no coches o motos eléctricas? Si hay que optar por el coche, intenta compartir tu viaje con quien deba ir al mismo destino. La meta es clara: reduzcamos el uso de combustibles fósiles para viajar cada vez que podamos. La quema de estos libera dióxido de carbono que es uno de los gases que contribuye al calentamiento global. Su extracción es también una industria nefasta para un futuro sostenible.

TIP EXTRA: los productos que compras y que se produjeron a cientos de kilómetros de tu hogar también implican una huella de carbono que debemos reducir. Comprar a productores locales ayuda a que esa contaminación relacionada al transporte se evite.

Basura

Una que nos sabemos todos: reducir la basura que generamos es urgente. Según el Informe sobre el estado del ambiente del Ministerio de Ambiente de la Nación el promedio de generación de residuos per cápita en Argentina es de 1,02 kg. Es decir, unas 45.000 toneladas diarias para el total de la población.

En lo que desechamos hay materiales secos que pueden reincorporarse al sistema y convertirse en materia prima para nuevos productos: papel, cartón, plásticos, vidrios, metales, telgopor, textiles, electrónicos y eléctricos. Por su parte los restos de comida y de poda si se espera su proceso natural de descomposición se convierten en compost o, lo que es lo mismo, tierra rica en nutrientes que regenera los suelos.

Cada vez son más las ciudades que cuentan con algún programa de gestión de residuos sólidos y cooperativas de recuperadores. Los ciudadanos debemos conocer estos mecanismos disponibles y colaborar separando nuestra “basura” y acercándola a donde sepamos será bien gestionada.

TIP EXTRA: algunos materiales sólo pueden ser reciclados alguna cantidad acotada de veces, luego no queda más que dejarlos en un relleno sanitario donde tardarán siglos en degradarse. Por eso reducir nuestro consumo y reutilizar nuestros rezagos es el paso previo a cualquier acción de reciclaje y es donde tenemos que poner aún más esfuerzos.

Batalla a los envases

Queda muy a la moda comprar tu café para llevar, es muy práctico llevar comida por peso cada día en una bandeja desechable distinta, es normal comprar una botella con agua fresca cada vez que nos da sed peeeeeeeeeeero… la batalla por evitar los envases fácilmente desechables es clave para cuidar a nuestro querido planeta.

El consejo es meditar cada vez que estés a punto de realizar una compra que sepas que dejará un residuo inmediato y totalmente evitable. Llevar tu propia botella/garrafa/cantimplora para rellenar cuando necesites; tener una taza térmica para la bebida que prefieras para “take away” o bien pedir la de loza cuando te quedes en el local.

TIP EXTRA: Para el resto de lo que necesites aplica las premisas de que cuanto menos envoltorio mejor, cuanto menos plástico, ideal, si puede ser a granel y llevando tu propio recipiente ¡te aplaudimos de pie!

 

Reparar

 

Esta va en la misma línea que las anteriores… tiene que ver con dar valor a nuestros objetos, cuidarlos, si se rompen buscarles arreglo y así extenderles su vida útil. La ganancia va para todos: uno ahorra dinero, el mundo se ahorra basura y también los recursos de generar un nuevo producto que caerá en desgracia en el corto plazo reactivando toda la cadena de la basura y el consumo desmedido.

Esta tendencia cada vez cobra más fuerza en el mundo. En Argentina ya tenemos nuestro Club de Reparadores que ayuda a insistir en mantener los objetos con utilidad. ¡Vivan los zapateros, las casas de costura, los técnicos de electrodomésticos y todos los oficios que le reviven a nuestras “cosas” requete usadas!

TIP EXTRA: gracias a la moda vintage las tiendas de usado y las ferias americanas están en un buen momento. No le des la espalda a comprar en ellos ni mires de reojo a la ropa, accesorios o muebles heredados ¡el mundo te agradecerá que uses cosas de segunda mano!

Decir chau al mundo plástico

 

Una costumbre que llevada a diario le dará un gran respiro al medio ambiente: acostumbrarse a decir NO a las bolsas plásticas. Al principio puede resultarle antipático a algún comerciante pero cuando tomes el hábito encontrarás mejor recepción de lo que crees. Las bolsas están hechas de petróleo, aunque algunas están hechas con material reciclado, lo cierto es que no desaparecen del ambiente -quedan siempre pequeñas partículas- y por eso son una fuente de contaminación a perpetuidad. Eso sin contar las que terminan en la naturaleza siendo un peligro para los animales.

Con planificar un poco tus compras puedes cambiar su uso excesivo, usando en cambio bolsas de tela o changos. ¡Reducí al mínimo su presencia en tu hogar!

TIP EXTRA: puedes hacer tu propia bolsa reutilizables con remeras usadas siguiendo este tutorial.

Ahora quiero saber tu opinión, ¿cuál de estas propuestas ya implementaste? ¿qué obstáculos has encontrado al implementarlas? ¿qué otra solución innovadora encontraste a algún problema ambiental que te preocupaba?

¡Gracias Paola Bocca por estas ilustraciones soñadas!

Pueden conocer su trabajo siguiéndola en todos estos lugares:

web / FacebookInstagram / Twitter o escribirle a paolabocca@hotmail.com


Te contamos como realizar tus pedidos y nuestra filosofía.