Tres ideas ecológicas y de consumo responsable para bebés y niños

ecografías. Ahora con el misterio develado, viene el momento de prepararle algunos regalitos y ya tenía algunas cosas en vista así que se las comparto: algunas ideas para eco-bebés.

1. Ropa ecológica

Chunchino Bebé es una marca de ropa que ya tenía vista pero me puse a investigar un poquito más en el proyecto detrás del producto. Así descubrí que lo que busca es formar Consumidores Responsables que logren “transformar una simple acción en un beneficio triple: la sociedad, el medio ambiente y nuestros hijos”. Interesante, ¿no?

Además, estamos hablando de la primera marca de ecodiseño para bebés en Argentina. Podés encontrar “indumentaria, regalos de nacimiento,portabebés, sábanas y cubrecolchones a medida y accesorios seguros para la piel del bebé contemplando el impacto social y ambiental de todo su proceso productivo” cuentan en su página.

Lo mejor de Chunchino es qu eno se define como ropa sino como una idea. Buscan que la elección garantice “seguridad, suavidad, confort y sobre todo, el ejemplo. Nos propusimos llevar a la realidad la loca idea de un desarrollo que respete a la naturaleza y a las personas, transparentando nuestro proceso productivo”.

Todo lo que esta marca genera puede ser visto y comprobado por los consumidores. Dónde obtienen el algodón, dónde cosen, quién hace nuestro packaging, todo queda a la vista en blog, redes sociales o web para tener la seguridad de saber qué se compra y qué se apoya al elegirlos.

La pregunta que motivó este proyecto fue “¿cómo encarar un proyecto sin pensar en que al mismo tiempo tenemos que darles el ejemplo a nuestros hijos?” Les llevó meses de investigación hasta que todas las aristas fueron confluyendo y dando forma al producto.

En Chunchino encontrás pantaloncitos, remeras, calzoncillos, bombachas, baberos, enteritos, blanquería en algodón orgánico y regalos de nacimiento particulares y corporativos. Hasta protectores mamarios en algodón orgánico certificado. Que se usan, se lavan, se vuelven a usar y no irritan ni raspan.

Ropa ecológica quiere decir que el algodón es cultivado en campos bajo prácticas agroecológicas (sin químicos agresivos: pesticidas o fertilizantes); el algodón en su proceso no utiliza lejía ni ningún blanqueador contaminante y los pigmentos son naturales. También se cuidan los desechos y rezagos buscando generar menor cantidad o darles un destino más responsable que la simple “basura”.

Pero no sólo los materiales tienen que ser respetuosos del ambiente sino que también las personas que trabajan en la confección de las prendas deben hacerlo en condiciones de comercio justo, sin explotación ni en lugares precarios. Todo esto debe respetarse para que un producto sea responsable integralmente y todo eso lo logra Chunchino. Grandes motivos para que Joaquín pueda tener su ropita eco!

2. Pañales de tela

Una práctica que nuestras mamás conocen (aunque muchas no recuerdan con tanta alegría): usar pañales de tela. Si bien el trabajo es el doble -hay que fregarlos, sí-, los beneficios son muchos (menos generación de basura que tarda mucho en degradarse y que no puede ser reciclada). Seamos realistas, tener sólo pañales de tela requiere un esfuerzo que tal vez no todas las mamás puedan o quieran hacer, porque entre el trabajo, la casa y tener vida propia mucho tiempo no queda.

Pero sí podemos proponernos tener algunos pañales ecológicos e ir alternándolos con los descartables. Por lo menos así se reduce el consumo y la generación de basura, y quién nos dice que al probarlos gusten tanto que termines por usar todos de los eco.

Por precios les dejo a algunas emprendedoras que los fabrican: Pañales ecológicos de raiz , Ecolitas, Amor para la tierra.

3. Juguetes

Para esta primera propuesta voy a tener que esperar un poco para que #sobrino lo pueda usar pero es muy genial y tengo que mostrárselos: se llama Oh! pacha y “es una iniciativa de tres diseñadoras cuyo objetivo es forjar y transmitir valores mediante el juego”.

Se pone mejor: “queremos fomentar el cuidado de nuestra Tierra, reivindicar el juego en familia, recuperar y conservar nuestra cultura y aprender de nuestros antepasados. Oh! Pacha es un grito, salvemos a la Tierra!, es una invitación a cuidar nuestro planeta y venerarlo”, se lee en su fan page.

 

Según cuentan: “Todos nuestros productos están pensados desde el respeto al medio ambiente y llevan en ellos el mismo mensaje, para que padres y niños puedan reflexionar juntos sobre ello”.

Me imagino sentada disfrutando de esta propuesta con Joaquín, una forma de combinar juego, fascinación por la imagen y el placer de escuchar historias. “Vienen 6 piezas de madera en colores brillantes con una leyenda especialmente adaptada para que padres e hijos creen su propio teatro de sombras chinas o su propio proyector en casa. Cada pieza es un personaje de una leyenda de nuestra tierra que cobra vida”.

Oh pacha te propone pasar los mejores momentos y para ello sólo necesitás una pared, una linterna o lo que tengas para iluminar, y usar tu voz e imaginación para crear los mundos más fantásticos que quiereas. “Así, los más chicos puedan desarrollar sus capacidades cognitivas y aprender los hermosos valores de los pueblos originarios jugando”.

Y la última idea para bebés y chicos se llama 3Erres y también nace de emprendedores. que se volcaron a un universo lleno de objetos de decoración, juguetes, productos, accesorios e indumentaria para niños y adultos amigables con el medio ambiente.

3 Erres trabaja por reducir el impacto ambiental, reutilizar desechos textiles y reciclar para generar tendencia hacia un consumo responsable. Súper coloridos y alegres, las criaturas de tela rescatada me gustan todas pero también hay macetas con flores, porta pijamas y fantasmas…lo mejor es que cualquiera es un excelente regalo.

Se que hay más propuestas de emprendedores que piensan en clave verde también para los bebés y nenes. ¿Conocés alguna?