El Tecnotren, el transporte ecológico inventado en Argentina que une pueblos

Quiero contarles del Tecnotren, un invento argentino que me encantó. Lo conocí a través de una nota en la revista Hecho en Buenos Aires, una iniciativa muy copada que fue pensada como un medio de comunicación para ser vendido exclusivamente por personas sin empleo como una manera de reinsertarlos en el mundo laboral. Se consigue en Capital y hay publicaciones similares en otras grandes ciudades del mundo.

Volviendo al tema, el Tecnotren es un vehículo que fue pensado para aprovechar las vías del tren que quedaron muertas luego del plan de desmantelamiento de este noble medio de transporte que se llevó a cabo en los años 90 en nuestro país. Es un invento que se caracteriza por ser innovador y ecológico.

Lo es, primero, porque es un transporte público que puede llevar hasta 150 pasajeros, lo cual siempre es mejor que tener decenas o cientos de autos con apenas una persona a bordo circulando y produciendo sus emosiones poco “ecoamigables”. Segundo, fue creado para consumir poco combustible y, tercero, funciona con un motor diesel de Fiat Duna que no tiene que ser necesariamente nuevo sino que puede ser uno usado.

El Tecnotren nació de las elucubraciones del ferroviario de raza Jorge Beritich (76) quien tras dedicar toda su vida a los trenes no podía soportar la idea de que hubiera miles de kilómetros de vías en desuso. Menos áun podía ver cómo los pueblos habían caído en el olvido por la desaparición de esos vagones que los conectaban con el mundo.

Para el año 2003 su idea se transfomó en prototipo que se llamó Microtren y que recién pudo ser probado en las vías cuatro años después tras mucho trabajo a prueba y error. El lugar donde se hizo la primera prueba fue, por consejo de expertos ferroaficionados, la estación Bavio de General Mansilla, Magdalena, en la Provincia de Buenos Aires.

Se consideraba a Bavio como el lugar indicado en tanto que cuando cayó en desuso el tren, los lugareños se encargaron de impedir el desguace y subasta de las vías e instalaciones ferroviarias favoreciendo a la preservación de las mismas.

La prueba del Microtren fue un éxito y se siguió mejorando hasta llegar al Tecnotren tal como lo conocemos ahora (se le añadieron dos vagones más). Este transporte moderno y simpático es bidireccional y autónomo y alcanza los 40 kilómetros de velocidad.

Su piso es bajo – a sólo 20 centímetros del suelo- y al no tener escalones ni pendientes hace que subir y bajar sea fácil y tan práctico que no se necesita de los andenes como sí ocurre en los trenes comunes. Esta característica lo hace perfecto para el uso por parte de personas en sillas de ruedas.

Actualmente, el Tecnotren se encuentra funcionando en la provincia de Entre Ríos uniendo los pueblos Oro Verde y Colonia Avellaneda con Paraná. En el trayecto de 40 minutos hay 25 paradas porque se detiene allí donde haya una persona que le haga señas para subir, como si fuera un colectivo.

Estos pueblos de apenas dos mil personas habían crecido junto con el tren y vieron cómo su ritmo se apagaba cuando éste dejó de pasar. Con el Tecnotren la historia cambió nuevamente, para bien.

Los beneficios de este medio de transporte que consume poco (20 litros de gasoil al día) y contamina menos, que reaprovecha vías y que es liviano y seguro, hacen que las perspectivas de crecimiento sean muy amplias. Sólo por mencionar algunos proyectos: empezará a funcionar para trasladar alumnos dentro de la Universidad de San Martín, arrancará en Santa Fe y también se espera su llegada para conectar las facultades de la Universidad de La Plata.

Desde Alternativa Verde apostamos a medios de transportes como el Tecnotren: redes públicas que aplican conceptos ecológicos y que permiten conectar a las personas. Ahora sí, los invito a dar un viajecito en este gran invento, ¿se suben?

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=ziZ7XeKWq8o&feature=player_embedded]

Para más información, visitá la web oficial de Tecnotren

Todas las fotografías son propiedad de Tecnotren.