Alternativa Verde | 7 hierbas curativas que podés sembrar vos mismo
8078
post-template-default,single,single-post,postid-8078,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

7 hierbas curativas que podés sembrar vos mismo

Organic Beet sobre hierbas que son sanadoras. Como bien dice su autor, que sanen no significa que sean medicinales, por lo que hay que tener cuidado que las plantas que ingieras sean seguras para vos y tu familia. Dicho esto, veamos la lista que nos sugiere (y sentite libre de comentarnos al terminar si tenés alguna para agregar ) La manzanilla es conocida por todo por su capacidad de ayudarnos a dormir, al ser usada en forma de te. También se usa para malestares estomacales. Seca las flores por un largo tiempo en algún recipiente hermético (mejor frascos de vidrio que bolsas plásticas, eh!). Pueden usarse frescas en un te. Como es una hierba suave puede servirse a los chicos. La variedad más fácil de tener es la alemana. Es un cultivo anual que crece para ser un lindo matorralcito. Prefiere suelo bien drenado, mucho sol con parte de sombra y agua moderada. Es fácil de sembrar desde semilla.

La lavanda es usada para relajar la tensión y en aromaterapia. Su esencia es usada en aceite e infusiones. Es comestible, sus flores se usan en ensaladas y tragos, además de ponerse en los tradicionales tes. Fácil de crecer, la lavanda adora el sol y es resistente a la sequía. Se las arregla bien en suelos pobres, pero sí debe tener buen drenaje. No tolera suelos pesados. Se dispone de ellas en diferentes tipos y colores , la más común son la inglesa, la francesa y la española. Depende la variedad, florecerán en diferentes momentos, pero coincidirán para el fin de la primavera y a través del verano, con otra floración en el otoño.

La menta sirve para dolores de panza (bueno para los chicos también.) Ayuda a aliviar nauseas y hasta con calambres de estómago. No hay que desestimar sus dotes energizantes. En su lado menos amable, la menta es una planta que puede invadir tu jardín si lo dejas. Por eso es mejor ponerlas en macetas. Prefiere la sombra de las tardes si hace mucho calor, y puede tolerar sombra en cualquier área. Es perenne y vuelve cada año. Crece mejor en tierra húmeda y fértil. Las hojas pueden comerse en ensalada, salsas y hasta pueden frizarse en cubos para refrescar las bebidas.

El tomillo es un antiséptico poderoso y también tiene poder astringente. Es usado para la tos y los dolores de garganta, implementado en gárgaras o hecho en te, usualmente en combinación con otras hierbas. También se usa como spray desinfectante. El tomillo se ha hecho más popular en los últimos años. Es una planta que prefiere el sol y tolera los tiempos secos. Es una planta maderosa que se deja crecer sin demasiados requerimientos.

El ajo es de esas hierbas que no para de demostrar más y más beneficios: ayuda a la salud cardiovascular y actúa como anti viral y fungicida… La mejor manera de aprovechar sus virtudes es ¡cocinar con un toque aquí y allá! Crece fácil, especialmente si ya tenés sembrados otros vegetales. Cada diente crecerá en un bulbo de ajo, y sí, lo podés plantar a partir del que compres en la verdulería. Sólo remójalo en un frasco de agua con una cucharada de bicarbonato de sodio antes de plantarlo para prevenir hongos. Se siembra en otoño, y durante el invierno también se permite. En verano cuando los tallos están ¾ marrones, desentierra los bulbos con cuidado y cúelgalos a secar. Guardalos en un lugar frío y seco.

La melisa es usada contra la ansiedad en forma de te. Sólo elegí las hojas y hiérvelas. Podés sembrarla a la sombra parcial para mejor resultados. Necesita suelo húmedo y rico para que sus hojas elaboren más cantidad de aceites en sus hojas. Sólo sobrevive los inviernos más gentiles.

Por último, perejil. Más que un adorno al costado del plato, el perejil ayuda a limpiar el hígado, a eliminar el agua excedente del organismo y calma al estómago. Prefiere sombra parcial para crecer y suelo rico, y crece tranquilamente en interiores. Cosechalo sólo cortando las hojas que prefieras cuando las necesites.

¿Tenés alguna otra hierba para agregar a la lista? ¡Dejanos un comentario y contanos!



Te contamos como realizar tus pedidos y nuestra filosofía.