Alternativa Verde | Fabricando la cocina solar propia en el Norte Argentino con Solar Inti
7183
post-template-default,single,single-post,postid-7183,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Fabricando la cocina solar propia en el Norte Argentino con Solar Inti

Jujuy y Salta tienen una geografía donde abunda el sol, hecho que los convierte en lugares óptimos para desarrollar todo tipo de tecnologías y emprendimientos que tengan que ver con la energía solar. Por el otro, el grueso de los pueblos de esas provincias, como los de la Puna, no cuentan con abastecimiento de red de gas. En el “mejor” de los casos compran garrafas a un precio exorbitante y, sino, usan leña para calentar sus casas y para cocinar cada día. Conseguir leña en esta región árida de Argentina implica caminar varias horas por día para encontrar los árboles (como la tola) propicios para alimentar los fuegos. Al extraer la madera, muchas veces se realizan mal los cortes y los árboles no logran regenerarse rápido lo que hace que cada vez sea más y más complicado hacerse de leña buena. Para hervir 1 litro de agua una familia necesita 3kg de leña. Es decir que sólo para este menester deben tener 300 kg al mes. Pero el problema no es sólo que mujeres, niños y adultos mayores deban cargar hasta 30 kg de leña al hombro sino que al hacer el fuego abierto para la cocción produce un humo tóxico que los termina por enfermar (es como si aspiraran el equivalente a 40 cigarrillos). Una solución llegó de la mano de Pierre-Yves Herrouet, un joven francés que viajaba por el mundo y que, al enamorarse de Josefina,  terminó arraigándose en el norte. Al ver las dos caras de esta situación entendieron que la clave estaba en las cocinas alimentadas por el sol. Crearon Solar Inti y así, con estas cocinas ecológicas, ayudan a ahorrar mucha madera, esfuerzo y contratiempos. La dinámica de Solar Inti se pone en marcha cuando “se acerca la comunidad mediante un representante porque vieron un taller en una comunidad cercana, porque nos escucharon por radio o porque nos vieron por tele. Hacemos alianzas con organizaciones sociales (asociaciones, cooperativas, ONG, municipios,…) que están trabajando en el lugar” y allí parten para dar un curso de dos días.

Pierre y Josefina son los encargados de enseñar a armar las cocinas a los pobladores y lo hacen a través de dos talleres. El primer día llevan el kit con las herramientas y todos los materiales que precisan y construyen la cocina, así de rápido y simple. La segunda jornada cada familia pone en uso su cocina –la misma que ha armado con sus propias manos- y así, si surge algún percance, se ajustan los mecanismos y se deja todo a punto.

Por ejemplo, cuando estuvieron en Pasto Grande, una localidad a 4000 metros sobre el nivel del mar, en plena Puna salteña, llevaron cocinas de alto rendimiento GEORGIA (familiar y para comedores) “las cuales funcionan con solo 10% de la leña”. Así cocinaron para 33 personas con sólo 5 Kg de madera delgada (de cajón). Hicieron guiso, sopa, 120 maicenitas y 2 pastafrolas. El tiempo de cocción se redujo a 2 horas en vez de las 4 horas requeridas habitualmente. ¡Una mejora magnífica!

Para financiar Inti Solar Pierre ideó un proceso en el que primero busca “padrinos” de familias que aporten 600 pesos. La familia que recibirá el horno, en contrapartida, asume el compromiso de participar y organizar talleres de auto construcción y utilización de cocinas solares para que los saberes y las soluciones sostenibles sigan replicándose y la mejora alcance al mayor número de personas posibles. En conversación con Alternativa Verde, Pierre nos cuenta “nuestro foco está en cubrir las necesidades de las familias vulnerables, por eso necesitamos el apoyo de los padrinos para poder brindar artefactos a un costo accesible. La venta a particulares de nuestras cocinas son muy puntuales y las hacemos cuando nos permite construir un puente hacia las comunidades”. Él nos relata: “es muy emocionante ver cómo las mujeres descubren que después de tantos años de recolectar leña, caminar, cargar en sus hombros… después de tantos años, descubrir que el sol se puede capturar y que de esta forma pueden cocinar”. Este ingeniero agrónomo supo observar las necesidades sociales y darse maña para crear herramientas que ayudan a transformar realidades, a mejorar realmente la vida de miles de individuos. Pierre está seguro de que “podemos realizar muchos artefactos simples y auto-construirlos para cubrir nuestras necesidades básicas. No dejemos que las industrias fabriquen productos que no se puedan reciclar con el pretexto que sea ecológico, porque somos capaces de fabricarlos y hacerlos nosotros mismos”.

Solar Inti es un emprendimiento que tiene todo su potencial es ser tan sencillo y a la vez, tan revolucionario. Pierre y Josefina lo saben y por eso, si bien en ocho años lograron darle soluciones a 3000 familias dando 100 talleres, se unieron a Ashoka para abarcar más y mejor. Quieren que ninguna de las 600.000 familias argentinas que necesitan este tipo de cocinas sigan sufriendo por la leña o por la falta de gas. Por último, Pierre cuenta a AV “mis padres y abuelos tuvieron siempre restaurante en un pueblo de 1.200 habitantes. Yo crecí trabajando allí. Mi familia se preocupó por brindar comida a la gente y yo acá, en Argentina, me preocupo para que la gente tenga cómo cocinar”.

En un panorama en que las energías limpias son lo que vendrá, la historia de Pierre y Josefina son más que necesarias. La calidez, la empatía y la pasión por su trabajo, es lo que estoy segura que llevará a Inti Solar muy lejos. Le seguiremos los pasos.

Si querés colaborar estos son los datos de Pierre

Facebook: SOLAR INTI
Blog: www.solarinti.argentina@gmail.com
Whatsapp: 0387 154 129 214
Cuenta, caja de ahorro en pesos, Banco Francés:
– Nombre del titular: Pierre-Yves HERROUET
– CBU: 01700879 40000033224071



Te contamos como realizar tus pedidos y nuestra filosofía.