Alternativa Verde | 2 de febrero: Día de los Humedales, aliados contra el cambio climático
5973
post-template-default,single,single-post,postid-5973,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

2 de febrero: Día de los Humedales, aliados contra el cambio climático

Los humedales son ecosistemas con gran diversidad biológica y su nombre refiere a que son sistemas intermedios entre ambientes permanentemente inundados y ambientes normalmente secos. Su funcionamiento es vital pues son reguladores del ciclo del agua (controlando inundaciones y sequías) y del clima y generan recursos hídricos para abastecimiento de agua dulce. Además de ser hogar de muchas especies vegetales y animales. El turismo y la pesca son las actividades que más realizamos los humanos en ellos.
Desde el 2 de febrero de 1977 estos ecosistemas empezaron a ser protegidos gracias a la firma del Convenio sobre los Humedales en Ramsar, Irán. Entre las áreas naturales que quedan amparadas bajo esta tutela son más 2.000 en 168 países entre los que encuentran los pastizales húmedos, turberas, pantanos, marismas, lagos, ríos, estuarios, deltas, bajos de marea, zonas marinas costeras, manglares, arrecifes de coral, ojos de agua , y sitios artificiales como estanques piscícolas, arrozales, embalses y salinas.

Resulta tragicómico pensar que, tal vez menos de un siglo atrás, los humedales no eran considerados terrenos sin valor porque no eran habitables ni cultivables. Muchas veces se los “secaba” para poder ocuparlo o bien terminaban desertificándolo usando en exceso las reservas de las aguas que ellos guardaban. De hecho lo que ocurre al eliminarlos, por ejemplo reemplazándolo por una construcción de cemento, el agua no encuentra donde permear, rebalsa y se generan inundaciones en las zonas aledañas.

El Tonelero

Tuvo que pasar mucho tiempo para que se empezara a valorar el aporte al equilibrio medio ambiental que representan: son grandes aliados a la hora de mitigar los impactos negativos del cambio climático sobre las cuencas hídricas y los asentamientos humanos.
El gran problema al que nos enfrentamos es que los humedales están hoy en peligro. Desde 1.900, a nivel mundial y según informes de organizaciones internacionales, hemos hecho desaparecer 64% de los humedales existentes. Sólo en la zona sur de la Provincia de Buenos Aires se perdieron más de 80 hectáreas en los últimos años.

Foto-humedal

Sólo hacia la zona sur de Capital Federal los especialistas remarcaron al diario El Día la importancia de más de 10 humedales entre ellos Selva Marginal de Punta Lara, las costas ribereñas y arroyos de Ensenada y Berisso, Islas Santiago y Paulino, el arroyo el Pescado (La Plata-Berisso), Monte Ribereño en sectores continentales (Berisso-Ensenada), la Laguna los Patos (Punta Lara) y sectores del Parque Ecológico. Estos ecosistemas muchas veces nos rodean sin saberlo, ¿no les parece?

Un humedal que ha estado en peligro y logró ser preservado por la sanción de una reciente ley es el de la Reserva natural Puerto Mar del Plata, una reserva natural que quedó en medio del Puerto, netamente industrial, una zona residencial y el Complejo Balneario de Punta Mogotes. Allí la Reserva actúa como espacio de amortiguamiento y moderación de todas las actividades que se desarrollan en sus límites. Además es hogar de más de 150 especies de aves, pequeños mamíferos, reptiles, anfibios y peces. Asimismo, posee una gran variedad de flora autóctona y exótica.

telescopio-DSC02010

Vegetación_autóctona_en_el_humedal_de_El_Tonelero
Otro espacio en lucha, a orillas del río Paraná, es El Tonelero en Ramallo, Provincia de Buenos Aires. Los vecinos que se unieron para protegerlo se agrupan en “El Tonelero no se toca” y cuentan “además de todas las fábricas que ya están contaminando Ramallo durante décadas, ahora nos encontramos con que la empresa Ponal quiere instalar en El Tonelero una fábrica de fertilizantes, sabiendo el riesgo de envenenamiento de nuestro medio ambiente y el peligro por la materia prima altamente explosiva. Sin mencionar el hecho que El Tonelero es uno de los lugares históricos más importante del partido de Ramallo, donde se libraron grandes batallas navales, y que además es uno de los pocos ecosistemas vírgenes que nos quedan en la costa del río Paraná.”

Como siempre, sabemos que hay mucho daño hecho que ya no puede revertirse, pero hoy es el día para tomar el compromiso a futuro de preservar lo que nos queda. Ahora que sabés la importancia de estos lugares naturales, también sumate a protegerlos 😉

Fuente fotos: El Tonelero

Sin Comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

Conocé nuestro Mercado de productos naturales.