Alternativa Verde | ¿Qué es ser un viajero responsable?
3997
single,single-post,postid-3997,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

¿Qué es ser un viajero responsable?

Para tu futuro viaje te propongo algo (si es que ya no lo hiciste antes): pensalo en clave sustentable. ¿Te animás? El tema es así: no basta con que entres a www.trivago.com.mx y te encuentres el mejor hotel, los pasajes y demás. Esta vez, vamos por más y  te invito a meditar un poco -sólo un poco, nada más- sobre la huella que tu paso puede dejar allí donde desees ir. Si se trata de un lugar natural, pensá en el desbalance de los ritmos que representan muchos viajeros como vos llegando en masa. Si vas a una gran ciudad, pensá qué tanta basura generarías allí y si podrías o no darle una disposición final adecuada (si no, ¿cuántos desechos le “legarías” a los residentes de la zona?). Si vas a un lugar donde los habitantes son pobres o viven en malas condiciones, pensá en cómo tu dinero usado para vacacionar puede ir más hacia mejorar sus condiciones de vida que a engrosar las arcas de multinacionales. Basta pensar un poco en todo esto para darse cuenta del gran poder que tiene uno como turista y cómo, con pequeñas decisiones y actitudes, podemos volver nuestro viaje más “sustentablemente neutro”.  Por eso, contacté a Susana Inés Sandoval, autora del Blog de Viajes “Viajero Responsable, quien hace ya tiempo hace que sus periplos por el mundo tengan  como vector el respeto hacia la naturaleza y las culturas nativas. Susana nos cuenta “un viajero responsable es una persona que decide hacer viajes más conscientes, más auténticos, más responsables con el cuidado ambiental y cultural del planeta. Es alguien inquieto, que siente curiosidad por el mundo que lo rodea y respeta otras formas de vivir. Desde lo práctico, el enfoque responsable tiene mucho para ofrecer ya que alienta la mejora en la experiencia de los turistas a partir de la oferta de productos más elaborados, creativos y auténticos“. Ella encuentra que, en la industria del turismo, se está dando un cambio de mentalidad. Ya no se trata sólo de tener una palmera y una hamaca donde descansar sino de descubrir lugares “esto lleva necesariamente a buscar más información sobre los lugares donde van a realizar una actividad (trekking; kayak; cabalgatas; fotografía) y antes de viajar ya saben bastante sobre la naturaleza y la gente que van a encontrar”. Sin dudas, esto predispone a viajes más activos y más sensibles con la realidad que se va a conocer.

 
  “Los viajeros que estamos viendo emerger hoy en día quieren conocer a las personas “reales” que viven en las regiones que visitan; quieren probar la gastronomía local; disfrutar  la selva, el monte, el mar o la montaña. En ese sentido muchos de estos viajeros se transforman en responsables, como sinónimo de más conscientes. Y esto lleva a respetar lo diferente y a entender que este mundo es para todos y que tenemos que cuidarlo entre todos. Tenemos que pensar que las nuevas generaciones cambiarán incluso el modelo de viajes en pocos años más”, pronostica Susana.
 
  Por supuesto, el viajero no debe estar solo en esta cruzada de hacer los viajes más eco friendly. También desde el sector empresario debe haber un despertar a esta nueva forma de vivir los viajes. Para q ue esto último ocurra, claro está, es la demanda por parte del turista una de las claves y es por eso que, buscar lo sustentable estando en la ruta es vital para acelerar y afianzar el proceso.“Hoy la actividad turística debe ocuparse de disminuir los impactos ambientales negativos que provoca y no puede obviar los niveles de pobreza que a veces son abismales entre un turista y un local. El turismo responsable es un turismo que busca mejorar la experiencia de los viajeros a la par que la calidad de vida de las personas que reciben a esos viajeros juntoy al entorno que habitan”, nos ayuda a completar Susana.
“Vale una aclaración, ser responsables y conscientes del mundo no tiene que ser algo aburrido” ni tiene que representar grandes esfuerzos, agrego yo ;).  “Hacer un paseo en bicicleta en vez de ir en auto; optar por la cocina regional para aprender nuevas recetas”, nos ilustra la experta, son ejemplos sencillos de cómo ser más responsable. Elegir tours que hagan los lugareños y que, se sepa, el dinero que se pague vaya directo a ellos y no se quede en intermediarios.  Elegir hoteles que sean responsables con el tratado de sus aguas, residuos y energía, elegir el transporte público siempre que se pueda, son dos formas más de aportar un poco más a mantener ese sitio que visitamos, tanto o mejor que cuando llegamoas. Con el tiempo el viajero se vuelve más experimentado y comienza a seleccionar los servicios turísticos en función de lo que hacen por el cuidado ambiental y social”. Si ya te gustó la idea de hacer turismo responsable, Susana nos recomiendo dos lugares en Argentina donde ser respetuoso del ambiente y la cultura se hace más fácil: El Chaltén a nivel local y la provincia de Misiones a nivel nacional. En el caso de El Chaltén se trata de una comunidad muy especial que tiene un contacto intenso con la naturaleza que la rodea plena de hielos y montañas. Me llamó la atención que desde la localidad surgiera el año pasado la iniciativa de establecer un Sello Verde que invita a los comercios, no solo al sector turístico, a cumplir indicadores seleccionados por rubro y postular para diferentes categorías. Los indicadores de la primera categoría son sencillos para aplicar como por ejemplo, no entregar bolsas de polietileno o cumplir con la separación de residuos”. “En el caso de la provincia de Misiones, hay funcionando muchos emprendimientos que asumen una fuerte responsabilidad ambiental, algunos adheridos por ejemplo a la Red de Turismo Responsable o verificados en sus prácticas por organismos internacionales reconocidos como Rainforest Alliance. Más importante, muchas de estas empresas trabajan con planes de buenas prácticas desde hace años en forma previa a adherir a cualquier tipo de etiqueta, lo que hace que muchas ya sean reconocidas en Argentina y en el mundo como casos de éxito”, dice Susana. Quienes somos ecológicos sabemos que esta fasceta de nuestra vida no se abandona cuando nos vamos de nuestra ciudad pero siempre podemos apostar a más, por eso, en tus próximas vacaciones, ¿cuánto más viajero responsable vas a ser?]]>



Te contamos como realizar tus pedidos y nuestra filosofía.