Alternativa Verde | 4 formas novedosas de repensar las bicicletas
2909
post-template-default,single,single-post,postid-2909,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

4 formas novedosas de repensar las bicicletas

Hoy llueve en Buenos Aires y para paliar las pocas ganas que da un día así, ningún antídoto es mejor que sacar un post. Cada vez que vuelvo a las páginas de este blog, les aseguro, es como un bálsamo para mí. A veces, sin darme cuenta, me dejo llevar por otros caminos pero se que mi lugar está acá.

Lo mejor de deambular por otras experiencias y temáticas más ajenas es volver, siempre volver, y sentir la alegría de compartir con ustedes un punto de encuentro con una causa común: encontrar soluciones sustentables a nuestra vida. Por eso, ¡viva la alegría de ser verdes y andar en dos ruedas!

¿No les pasó nunca que durante un tiempo determinado van escuchando y viendo noticias de una misma temática que les interesan y, llegado un momento, todas parecen converger con toda la coherencia del mundo? Así me pasó a mi con todo lo respectivo a las bicis. Hace meses que vengo notando ciertas “emergencias” (de emerger, no de urgencias, eh!) y hoy cobran sentido.

fuente: fabricicleta

De hecho, estas últimas semanas estuve en una reunión donde alguien dijo “el año pasado el gran tema fueron los bicicletas”, y es cierto. Porque así como la industria automotriz creció en todas latitudes, las bicis también lo hicieron y su uso se incentivó como nunca antes (con fallas y demoras, eso no lo debatiremos ahora).

Para mostrar que esto se trata de una tendencia mundial en alza, que aplaudimos desde aquí, valgan algunos ejemplos de la versatilidad de este vehículo que cada vez más personas adoptan para una vida mejor.

1. Las bicicletas generan energía

No es algo novedoso pero me sigue pareciendo una idea que vale la pena machacar. Esa fuerza que nuestros músculos imprimen en los pedales pueden ser transformadas en energía que encienda lámparas, electrodomésticos, computadoras y lo que sea factible de enchufarse!

Fuente: Ambientate

La primera vez que escuché esto fue en el primer festival cero carbono de Argentina (Fest Eco). Allí, y gracias a la labor de la fundación Energizar, hubo un rincón donde estuvo el BiciGenerador Eléctrico, un sistema mecánico que permite convertir la energía producida por una persona realizando actividad física en una bicicleta en energía eléctrica. Esa energía eléctrica se almacena en baterías para su posterior utilización en aparatos electrónicos como televisores y luces. Así, los participantes al evento pueden colaborar pedaleando un rato para generar la energía para alimentar al mismo festival. ¿No es genial?

2. Juanita, la Musicleta

Una vuelta de tuerca a la bicicleta que genera energía es este “personaje” de Move Latinoamérica, el grupo de jóvenes que lleva conciencia ambiental por Chile en una eco micro del que les conté hace un tiempo. Creo que Juanita, la musicleta; es una gran protagonista de esta historia y muestra una aplicación práctica de esa energía que se genera al pedalear.

 

Se trata de la primera bicicleta adaptada a un sistema de sonido totalmente sustentable que circula por las calles de Santiago de Chile. Utiliza celdas solares y un generador a pedal para producir energía que se convierte en potente música en movimiento. La musicleta es una manera muy divertida y llamativa de pregonar no sólo las bondades de andar en dos ruedas sino también de mostrar que la energía que generamos no se pierde, sino que se transforma!

3. El bici bus

Otra historia que resonó hace unos meses y que no había tenido oportunidad de comentarles antes: la aparición de autobús a pedales o bici bus que no es más que un colectivo en el que todos los niños que van a la escuela se suben y pedalean, generando la propia fuerza que los lleva hasta la puerta del colegio.

No debería sorprendernos que esto suceda en Holanda donde el uso de la bicicleta llegó luego de la crisis del petróleo (años setenta) y se instaló como la forma más sana de trasladarse, tanto para la persona como para el medio ambiente. Desde entonces, sus bici sendas y su buena implementación de reglas de tránsito, han permitido que cerca de la mitad de los holandeses vayan al trabajo en bici.

El bici-bus tiene ocho asientos con sus correspondientes pedales para los niños (de entre 4 y 12 años), más el para para el conductor del autobús escolar. Como precaución también incluye un banco sin pedales para tres niños. El móvil alcanza los 16 km/h y también cuenta con unmotor eléctrico que sirve de apoyo al pedaleo y para ayudar al esfuerzo del pedaleo, sobre todo, en las pendientes pronunciadas. Si llueve no hay excusas para no usarlo porque tiene una copata.

Nada de prototipo, este autobús a pedales ya tiene 25 funcionando y se consiguen por 15.000 dólares. Incluye complementos como una capota para la lluvia o un reproductor musical.

4. La Fabricicleta

Por último, otro gran hallazgo que funciona en Buenos Aires (más específicamente en Villa Urquiza) pero que tal vez conozcas algoun similar en tu ciudad (y si no hay, ¿por qué no vas pensando cómo replicarlo? 😉 ).

Fuente: fabricicleta

La Fabricicleta es un taller popular donde podés ir a reparar tu bici con tus propias manos: los integrantes de este proyecto, con la mejor onda, te enseñan cómo repararla, te prestan las herramientas y hasta te pueden proveer de la parte que tengas que reemplazar. Se trata de un espacio de enseñanza, aprendizaje, y socialización de saberes sobre velocípedos.

El manifiesto de La Fabricicleta no tiene desperdicio pero les dejo dos puntos que me gustaron mucho:

Desarmando sus bicicletas las personas se conocen mejor, se predisponen a conocer mejor a los demás, y al mundo.

No existe la bicicleta obsoleta ni la biciparte descartable.

Como vemos, la bicicleta abre un mundo de posibilidades que no tienen sólo que ver con transportarse de un lugar a otro. Para vos, ¿qué significa tu bici?

Fuentes: Ecologismos, Juanita la musicleta, Fabricicleta.

5 Comentarios
  • Juan Pablo
    Publicado 13:28h, 19 febrero Responder

    Meri!!! no te olvides de los bares a pedal!!!

  • vero
    Publicado 10:05h, 23 febrero Responder

    geniaaaaaaaa! muy buen post! y noticia: AYER ME COMPRÉ LA BICIIII! estoy feliz, fue uncreíble llevarla desde colegiales a mi casa en núñez, nunca me cansé! (pensé que me iba a morir en cabildo del cansancio…). fue una adrenalina re linda! es cierto que la bici te da felicidad instantánea. será poque nos recuerda lo mejor de la niñez? y se va, con su signo de pregunta… jajaajajaj!

    gran post!

    besos y buen finde!

  • nestor
    Publicado 13:50h, 25 octubre Responder

    Hola Meri, atinadísimo tu blog,al leerlo instantáneamente me motovó a usar más mi bicicleta , a valorarla, a contaminar lo menos posible, y a disfrutar la alegría al transportarnos ! ! gracias.saludos desde México

    • Meri Castro
      Publicado 12:40h, 26 octubre Responder

      ¡Gracias, Néstor! Saludos desde Argentina. 🙂

    • Meri Castro
      Publicado 13:29h, 19 noviembre Responder

      Qué lindo leer eso, Néstor. Saludos!

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

Conocé nuestro Mercado de productos naturales.