Alternativa Verde | Energía solar: la opción verde que llegó para quedarse
11
post-template-default,single,single-post,postid-11,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Energía solar: la opción verde que llegó para quedarse

La Agencia Internacional de Energía (AIE), en los próximos 20 años el consumo mundial energético aumentará en casi 40 por ciento. Abastecer a la población mundial hasta 2035 implicará la inversión de 33 billones de dólares en infraestructura de abastecimiento de energía. Las formas que se utilizan hasta hoy para producir energía (el combustible fósil y la energía nuclear), ya sea por agotamiento de recursos, por la contaminación que generan o por su peligrosidad, necesitan con urgencia ser reemplazadas.

Tom Chance Frente a este panorama la energía solar toma cada vez más protagonismo como una de las alternativas verdes más provechosas. Sus beneficios son muchos:

  • es renovable y prácticamente inagotable,
  • cuida el medioambiente porque disminuye el efecto invernadero;
  • es limpia porque no emite CO2;
  • favorece a frenar el cambio climático;
  • es económica

El sector privado está mirando cada vez con mejores ojos a la energía solar como una plataforma sobre la que hacer negocios más que rentables, por ejemplo la industria tecnológica y la arquitectura. La proyección es prometedora: se espera que en diez años la energía solar iguale los precios de la energía fósil. El sector público también está volcándose a las energías renovables, en especial a la solar: China encabezó la lista de países que más invirtieron en ella en 2010; en Europa, Alemania e Italia son los que van a la vanguardia. En este Continente, un buen dato es que el precio de los paneles fotovoltaicos ha bajado 60 por ciento respecto de los valores de 2008. Sin dudas, la sorpresa la dio América Latina que aumentó 39 por ciento la inversión respecto al año anterior: Brasil, México, Chile, Argentina y Uruguay encabezaron la lista.

Energía en marcha: tres ejemplos

La meta de Argentina es llegar al 2016 abasteciéndose en un 8 por ciento de energía a partir de fuentes renovables: San Juan I es la primera planta fotovoltaica de Sudamérica puesta en funcionamiento este año en Ullum, a 30 kilómetros de la capital provincial. Su producción abastece a 1500 hogares.

En la provincia de Jujuy, en el Norte argentino, la Fundación Ecoandina es una ONG que se encarga de implementar y enseñar el uso de esta energía para ayudar a poblaciones aborígenes que viven en la Puna, a 3000 metros snm, donde el gas y la luz eléctrica no llegan o se hacen demasiado costosas. Con los paneles que instalan las comunidades cocinan, calefaccionan, y aprovechan las radiaciones solares que abundan. España alberga 32 de las 50 mayores plantas solares del mundo y sin embargo tan solo el 3,1% de la energía eléctrica consumida en la península en 2010 provenía del aprovechamiento directo de la energía solar. La buena noticia es que se espera que este verano el Gobierno apruebe la Ley de Autoconsumo, lo que impulsaría a muchos particulares a comprar placas solares para sus propias casas. Lo curioso es que si el ciudadano común llega a generar más energía de la que precisa, puede venderle el excedente a la compañía eléctrica. Y si no logra generar toda la necesaria para abastecerse, puede comprarla. En Alemania, el barrio Sonnenschif es el caso testigo de que una ciudad sostenible es posible: allí se produce cuatro veces más energía de la que necesita para el abastecimiento de sus vecinos. Esto es posible ya que se ha planificado todo de forma tal que las construcciones se orienten haciendo que los numerosos paneles solares que cubren los tejados reciban la luz del sol de forma óptima.

Pete Los edificios siguen el estándar Passivhaus que busca reducir drásticamente la necesidad de calefacción y refrigeración a través del uso de aislamiento y hermeticidad con paredes hechas al vacío que optimizan la energía logrando un ahorro del 90%. Además poseen depuradoras que reciclan el agua de lluvia, se emplean aguas grises como suministro para los cuartos de baño y la instalación de calderas de astillas (biomasa) para alimentar la calefacción en invierno. La energía solar es altamente prometedora, los ejemplos no paran de multiplicarse: inclusive en Nueva York estudian la posibilidad de su implementación. Lo mejor de todo, es que es una alternativa que está al alcance de todos y cada vez se vuelve más popular.

Fuente Tecmovia.



Conocé nuestro Mercado de productos naturales.