3 árboles que florecen en verano en Buenos Aires

3 árboles que florecen en verano en Buenos Aires
3 árboles que florecen en verano en Buenos Aires

Ha llegado el momento de prestar atención y deleitarnos con los árboles que florecen en verano en Buenos Aires. En blanco, rosa, violeta y amarillo estas especies, algunas nativas y otras exóticas, hacen que durante enero y febrero pasear por las calles sea una fiesta.

Cada año nos maravillamos con la naturaleza estallando de vida en primavera. Tal vez porque después del largo invierno necesitamos mucho ese cambio drástico del gris y marrón al verde intenso y toda la paleta de colores de la nueva temporada.

Sin embargo, cuando termina diciembre la magia cobra un nuevo impulso y se expresa en la floración en rosa de los palos borrachos, en las nubes esponjosas en blanco, violeta y rosa de los crespones y la alegría chispeante de las florcitas de los ibirapitá.

Les confieso que recién el verano pasado caí en la cuenta de la belleza de estos árboles que florecen en verano en Buenos Aires, y en diferentes puntos de Argentina, claro.

Quiero mostrárselas para que las conozcan. Así cuando aparezcan cada año, podremos distinguirlas en nuestras caminatas, llenarnos de su energía y agradecerles por embellecer la ciudad y mantener el equilibrio natural en medio de tanto cemento.

Palo borracho

árboles que florecen en verano: palo borracho

Al primero de estos árboles que florecen en verano lo conocemos como Palo borracho. Si la flor es rosa (como la de las fotos) su nombre botánico es Ceiba speciosa. Si su flor es blanca o amarilla se denomina YuchanCeiba chodatii.

Es originario de las selvas subtropicales de Argentina, Brasil, Paraguay y Bolivia. Puede aprovecharse fruto, tronco y corteza.

Los frutos son cápsulas leñosas color castaño que en su interior contienen numerosas semillas envueltas en una fibra similar al algodón. Al abrirse las semillas se dispersan por la acción del viento.

El cocimiento de las flores suele usarse para fomentos contra dolor de cabeza y jaqueca.

El algodón de las semillas se usa para hacer pabilo de velas, almohadillas, hilo para tejidos. Al mismo tiempo, los pueblos originarios del Gran Chaco utilizan la cáscara interior (floema) o sus fibras para trabajar tejidos gruesos, bolsas, camisas, hilo grueso, sogas, etc.

La madera es muy blanda; su ceniza da mucha potasa. Los troncos de árboles viejos crecidos en terrenos mas estériles y secos son hinchados en forma de barrica enorme y cubiertos de espinas; de ellos suelen hacerse bateas o se les corta arriba y abajo, y una vez ahuecados y tapados forman así toneles para líquidos…”.

Fuente: Hieronymus, J.: Plantae diaphoricae florae Argentinae, Buenos Aires, 1882.

árboles que florecen en verano: palos borrachos en flor

En la calle Hornos de Barracas, Capital Federal, una hilera de palos borrachos en flor hacen olvidar de la hostilidad de la Autopista 25 de mayo que corre en paralelo muy cerca de ellos.

árboles que florecen en verano: palos borrachos

árboles que florecen en verano: palo borracho en Palermo

Artículo relacionado: 5 árboles de Buenos Aires en 5 colores

Crespón

Me resulta un poco vergonzoso admitir que nunca le había dado importancia a esta especie. Aún cuando se que es un árbol que florece en verano y que está en mis recuerdos de infancia, donde lo veía florecido en la casa de una tía en la que pasaba buena parte de mis vacaciones.

En Puerto Madero (CABA) encontrarán muchos ejemplares de crespones en toda su variedad de colores, como ven en la foto principal de esta nota.

árboles que florecen en verano: crespón

Su origen es China, Japón y la península de Indochina.

Al parecer a mediados del siglo XX ingresó a Argentina y poco a poco fue ganando popularidad en las calles de Buenos Aires. Al punto que en los últimos años cada vez se lo elige más para arbolado urbano.

Esta segunda especie de árbol que florece en verano, es también muy versátil: se lo puede cultivar como arbusto o como árbol. Especialmente si se quiere sumar en veredas que no superan los 2,5 a 3 metros de ancho, ésta es una buena opción por su porte chico y porque sus raíces no tienden a romperlas.

árboles que florecen en verano: crespón

Sus flores pueden ser blancas, rosas, malvas, purpúreas o carmesí. No puedo elegir un color que me guste más que otro, son sencillamente hermosos. De todas formas si tuviera que elegir un árbol que florece en verano, optaría por una especie nativa y no exótica como el crespón.

Ibirapitá

El último de los árboles que florecen en verano, y que no me cansé de mirar y fotografiar durante febrero, es el ibirapitá.

Se encuentra en el centro, sur, y sudeste de Brasil, en el sudeste de Bolivia, en el centro y este de Paraguay, en el noroeste de Uruguay, y en el noreste de Argentina.

Creo que se aprecia en la foto que es un árbol de gran porte, tiene una amplia copa y denso follaje. Puede superar los 20 m de altura. Este gigante se caracteriza por esas flores amarillas tan pequeñitas, semejantes a las de las Tipas.

Muchos han asociado a este árbol que florece en verano con un árbol de oro. Es que su floración amarilla lo cubre casi por completo, con una sutileza y una energía vibrante.

Miren esa seguidilla de ibirapitás en la Av. Maipú, en Olivos (Provincia de Buenos Aires). Es maravillosa.

árboles que florecen en verano: ibirapitá en flor en buenos aires

árboles que florecen en verano: ibirapitá en flor en verano

Artículo relacionado: Árboles nativos para veredas

Siempre podemos aprender más de la biodiversidad que nos rodea. Esto es clave no sólo para entrar más en contacto con el entorno sino para hacer más lindos nuestros días.

¡Hay mucha belleza natural por descubrir en las ciudades! Sepamos valorarla y ayudemos a preservarla.