Alternativa Verde | Suiza inaugura el túnel más largo del mundo en los Alpes
7842
post-template-default,single,single-post,postid-7842,single-format-gallery,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Suiza inaugura el túnel más largo del mundo en los Alpes

Suiza, país ejemplar en transporte sostenible, inaugura el  1° de junio el túnel ferroviario San Gotardo, que es el más largo y profundo del planeta (su cubierta de roca alcanza hasta 2.300 m.). Esta obra gigantesca es una inversión de parte de la generación presente para las futuras pensada con la perspectiva de los siglos venideros en pos de conectar Europa a través de un transporte sustentable y un fuerte compromiso por el cuidado del ambiente. El San Gotardo es considerado por la prensa internacional como “El proyecto del siglo” por ser fruto de la innovación e ingeniería de punta. Cuando entre en servicio (se estima que para el 11 de diciembre de 2016) los trenes de pasajeros cruzarán el túnel a una velocidad media de 200 km/h, y los trenes de carga a 100 km/h. Una vez que la Nueva Línea Ferroviaria a través de los Alpes (NLFA) esté completada, el trayecto entre Zúrich y Lugano se acortará 45 minutos.

Llevó 17 años excavar  152 km para los dos tubos principales y sus galerías transversales, de seguridad y de aireación. Fueron 2.400 operarios trabajando en tres equipos las 24 horas del día hasta conseguir crear un túnel de 57.1 km de longitud en los Alpes (se extrajeron 28,2 millones de toneladas de escombros). Suiza hace décadas trabaja para que el transporte sea eficiente y, así, logra contribuir a la reducción de emisiones de CO2. Sin dudas, el tamaño del país juega a favor mientras que la geografía montañosa los pone a prueba como con esta mega obra que al ser una decisión a largo plazo necesitó el respaldo de toda la población. De hecho, fue una de las medidas más democráticas que jamás se hayan tomado en Suiza comenzando en 1998 cuando 63,5% votó establecer un financiamiento para cuatro proyectos de infraestructura ferroviaria (entre ellos éste) para lo cual se creó un fondo especial.

Así el túnel se encuadra en la política de transporte sustentable que incluye la eficiencia del tren y tranvías junto al incentivo del uso de bicicletas. Las características del tren suizo son que nunca falla, tiene mayor frecuencia de servicios, son puntuales, seguros y confortables. Esto ha hecho que el billete aéreo sea más caro y disminuya –comparativamente- la calidad de servicios. Así es que la mayor parte de los traslados en Suiza dentro de ciudades se hacen por tren y tranvías. A la par, se busca que las bicis sean protagonistas y así han logrado que en Zúrich y Basilea –una ciudad más pequeña- el uso se incrementara sostenidamente en los últimos años. En ésta última se creó una bicisenda a lo largo del río Rin ¡un camino de 394 km para circular cómodos y seguros en dos ruedas! Sin dudas, la inauguración de este primero de junio quedará entre los eventos más importantes de la historia en materia de ingeniería y transporte con eje en lograr la movilidad más sostenible posible. Suiza se prepara para una gran inauguración con 1.200 figuras invitadas entre parlamentarios nacionales y extranjeros, ministros, jefes de Estado de países vecinos, y representantes de instituciones internacionales. Sin embargo los primeros en cruzar el túnel serán 1000 ciudadanas y ciudadanos suizos.

En el marco de estos festejos, el embajador de Suiza, Hanspeter Mock, dará una conferencia de prensa y estrenará una exposición sobre diferentes aspectos del Túnel San Gotardo: su historia, geología, infraestructura, conectividad internacional y el impacto económico, que alcanzará a toda Europa.



Conocé nuestro Mercado de productos naturales.