Alternativa Verde | Hidroponia: beneficios de cultivar sin tierra
5077
post-template-default,single,single-post,postid-5077,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Hidroponia: beneficios de cultivar sin tierra

¿sabías que, cuando de cultivos se trata, la tierra sólo cumple un rol de soporte y no aporta nutrientes a la planta? Te digo más: los nutrientes son absorbidos únicamente si están disueltos en agua. Una vez dicho esto, puede explicarse más fácilmente el sistema de cultivo llamado hidroponia, que lo que hace es reemplazar el sustrato (tierra) por una solución acuosa que contiene minerales y en la que se pone la planta para facilitar la captación de los nutrientes a través de contacto más directo. Seguramente ya habrás visto a esta técnica de cultivo sin tierra que se adapta a las necesidades de las urbes y la agricultura urbana. Así como ves, dentro de los tubos por donde fluye la solución acuosa pueden cultivarse hortalizas, frutas y flores. Es curioso pensar en estos invernaderos sin tierra pueden nacer tomates, lechuga, espinaca, zanahoria, menta, albahaca, frutillas y melones. De la misma manera, podés cultivar azucenas, gerberas, claveles, rosales; y a nivel rural, se siembran forrajes tanto para ganado, caballos y conejos. Con la hidroponia o agricultura hidropónica, entonces, las raíces de las plantas en vez de estar en tierra, reciben directamente una solución nutritiva equilibrada disuelta en agua con todos los elementos químicos esenciales para su desarrollo. Lo que también me llama la atención es el hecho de que así como pueden estar en agua, pueden crecer en un medio inerte, como arena lavada, grava o perlita, entre muchas otras, de esta manera: Todo lo podés lograr sin necesidad de mucho espacio, con poca inversión y menor mantenimiento. Sumale unos porotos a la sustentabilidad porque, primero, permite traer la agricultura a la ciudad y así ahorrar los costos (económicos y ambientales) del transporte y además porque para su producción se requiere un bajo consumo de agua. A su vez, nos acerca a una alimentación sana puesto que no precisa agroquímicos.  

La hidroponia tiene más puntos a favor, a saber: Se puede realizar a escala comercial y casera, Da mayor producción en menor espacio, Se puede cultivar durante todo el año si se mantiene cubierta, No es necesario hacer rotación ni utilizar herbicidas, gracias a que tampoco hay malezas.  

  ¿Te imaginás tener en tu balcón un sistema hidropónico y cultivar tus propios alimentos?  ¡Es totalmente posible! En un espacio de 4,5 metros cuadrados caben 5 canteros hidropónicos de un metro de largo por 20 cm de ancho. En él podés llegar a producir desde albahaca hasta frutillas, siempre que los riegues con la medida justo de agua y nutrientes y controles el PH y la oxigenación. ¡Casi no tendrías que volver a la verdulería! En un año tu huerta hidropónica te daría 150 kg de tomates, 60 kg de ajíes, 10 kg de lechuga, 4 kg de albahaca y 40 kg de frutillas. Si quisieras llevar el sistema a un grado más comercial, necesitarías contar con contenedores, un sistema de bomba de agua, un sistema para medir PH, un timer para la automatización del circuito, un aireador, sales minerales para preparar la solución de nutrientes según cada cultivo, agua potable y luz natural o artificial. Más producción implica más responsabilidad de manera que tus tareas serán vigilar la conductividad eléctrica y realizar periódicamente análisis químicos de los nutrientes. Los cultivos hidropónicos que pueden parecernos novedosos, datan del año 382 a.C. y para 1600 un belga, Jan van Helmont, experimentó y dejó registro de su experiencia acerca de que las plantas obtienen sustancias nutritivas a partir del agua. Inclusive, fue el pueblo azteca el primer pueblo en implementarlo de manera extensiva en el lago Texcoco. Sin dudas se trata de una buena opción para poder procurarnos alimentos más sanos y con menores impactos sobre nuestro planeta. ¿Te animarías a probarlo?    ]]>



Conocé nuestro Mercado de productos naturales.