Alternativa Verde | Reutilizando vidrio en objetos para el hogar
4974
single,single-post,postid-4974,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Reutilizando vidrio en objetos para el hogar

este año que ya promedia y que nos invita a seguirle metiendo pata a los sueños. Así pasa también  en el taller de Charu, el mismo lugar que es un laboratorio donde el vidrio esquiva su destino final y se cobra nueva vida. Florencia Laguna tiene jovencitos 25 años y, aún así, se ha apañado para tener ya una amplia experiencia en trabajar el vidrio: 5 años desde que se convirtió en vitralista y encontró en este delicado material una fuente de posibilidades.  Charu es fruto de su sano arte y de su “interés y preocupación por nuestro planeta”, lo que la llevó “a pensar en un producto realizado en vidrio, 100% reciclado, que no genere nuevos desechos, si no usar lo que ya tenemos. De ahí es que surge un producto artesanal, funcional, elegante y que promueve el consumo responsable”. ¡Tomá mate! Flor cuenta que lo bueno del vidrio es que “está compuesto por materiales que nos provee la naturaleza y así logra ser reutilizable sin perder sus propiedades, convirtiéndose en el envase más ecológico que podemos utilizar hoy en día“. El proceso de creación de toda su línea parte de conseguir las botellas ya usadas, rescatando de los desechos de restaurantes y bares. Como suele ocurrir con todos los emprendedores sustentables, los materiales también terminan por acercárselos muchos amigos y clientes, que aportan así a esta tarea de reducir la basura. Cuando es necesario, se recurre a la ayuda de botelleros o se levanta lo que alguien dejó en la basura. El vidrio recuperado se ofrece manso y sutil a un trabajo de alquimia que lo vuelve a la vida, ahora convertido en los más variados y hermosos objetos de diseño: mates, percheros, porta velas, fanales, vasos, macetas, tarros. Las alternativas son muchas y la creatividad de Florencia las lleva a cabo con tanto amor y cuidado que Charu termina por ser una sucesión de objetos tentadores: En el taller se procede primero a cortar con una sierra especial para vidrio. “El corte debe ser preciso y único”, nos aclara. Lo siguiente es la etapa de pulido, en la que Florencia realiza a mano y con lijadora de banda  un trabajo minucioso para lograr un acabado perfecto. Paciencia y destreza son las claves para llegar a la instancia de los detalles que dependerán del logo y de cada diseño en particular sin sobresaltos. Para que la producción de Charu sea sustentable, lo importante no es sólo usar materiales recuperados sino, también, procurar no dejar residuos. Por eso, “con los recortes creamos las lámparas Cajas de luz. El diseño está realizado con los desechos de las otras piezas”. Ningún detalle se libra al azar y la planificación de este emprendimiento, a pesar de ser labor de un alma solamente, ya está pensando en lo que viene: “próximamente los productos tendrán diseños realizados en arenado”. ¿Macetas con vidrio reutilizado? ¡Cantidad de ideas! Todos los rincones de tu casa pueden tener un detalle Charu. Empezando por tu cocina: ¿Tu living tal vez agradecería esta lámpara? Un toque Charu para la decoración de tu casa: Mucho color y calidez acompañada por la fuerte idea de “seguir sumando gente a este proyecto, que tenga ganas de trabajar de forma independiente y a favor del planeta”. ¡Me encantó! ¿A vos? ¿Dónde conseguís CHARU? Charola de Amapolas: Av. Alsina 108. Banfield Recalculando: costa rica 5722 Pehache: Gurruchaga 1418 Por Facebook: www.facebook.com/ecocharu Mail: florencia.s.laguna@gmail.com]]>



Te contamos como realizar tus pedidos y nuestra filosofía.