Alternativa Verde | Goes Green, la consultora que vuelve sustentables las oficinas y empresas
2952
post-template-default,single,single-post,postid-2952,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Goes Green, la consultora que vuelve sustentables las oficinas y empresas

En este blog nos ocupamos mucho de mostrar cómo cada individuo puede ir modificando sus hábitos para volverse cada vez más ecológico o, lo que es lo mismo, tener un impacto negativo menor sobre el planeta. Esto, por supuesto, va de la mano de disfrutar de una vida más sana, para nosotros y pensando en los que vendrán.

Es cierto que, si bien los cambios pueden ser empujados desde abajo y luego ir multiplicándose, hay otras esferas más grandes que tienen que empezar a tomar cartas en el asunto y hacer un uso de los recursos más equitativo para lograr una armonía mayor entre el mundo natural y la humanidad. Y en esto tanto el sector político, primero, como el empresarial, después, tienen que dejar de hacer oídos sordos. Por eso, le hablo ahora a quienes tienen sus propias empresas, medianas, grandes y hasta gigantescas, por supuesto. Y también a quienes viven a diario en una y quieren cambiar al modo verde (¿qué tal animarse a proponer lo que te voy a contar?).

Situación uno:

Tenés tu empresa, grande o mediana, y entendés que llegó el momento de tomar acciones que no sólo generen ganancias monetarias sino que también supongan un beneficio a la sociedad desde otro costado. Lo hacés no porque sea moda sino por un real compromiso con  una nueva visión de tu negocio que has ido adquiriendo.   

Situación dos:

Empezás tu empresa/emprendimiento y, desde el vamos, sabés que querés aportar más valor que el de sólo ser otro producto o servicio a un consumidor. Querés mostrar que un nuevo paradigma de negocio puede ser igualmente rentable y sustentable, y que el trabajo puede volver a ser algo festivo y creativo para todos los involucrados.

Situación tres:

Llevás tu empresa hace mucho tiempo (¿décadas?) sin mucho interés por cuestiones ambientales o de cooperación con, por decir, la comunidad en la que estás inserto pero  ves que los competidores se  están sumando a esta “onda verde” y no encontrás otra alternativa que hacerlo también. Ya se sabe, la moda es una dictadura a la que muchas veces no sumarte a tiempo puede llevarte a malos resultados.

Situación cuatro:

Cualquier otra variable imaginable.

Para todos los hombres de negocios que están buscando cómo incorporar nuevas formas de volver las tareas dentro de la oficina, la planta o la fábrica más amigables con el planeta (reduciendo desechos, reutilizándolos, reciclándolos, usando energías alternativas, optimizando el uso de los recursos, etc) existe siempre la opción de llamar a quienes entienden del tema.

Pero mejor todavía es llamar a un grupo de jóvenes apasionados y organizados, que trabajan brindando asesoría a quienes están necesitando un giro sustentable. Entonces mejor llamen a Goes Green  ¡Ecología en acción!
Esta consultora de gestión ambiental y responsabilidad social fue primero una idea en las cabezas de dos chicas, Eliana y Luz, una, trabajadora social, la otra, comunicadora. Fue la cooperativa de recuperadores urbanos El Ceibo el lugar de encuentro que hizo que ambas se conocieran y el interés común de saber por qué “si separar los residuos es tan fácil, no se lo hace” lo que fue el disparador del proyecto.


Con el tiempo se fueron sumando más profesionales de otros campos porque, según nos contó Luz, “los temas ambientales son complejos y necesitan un trabajo integral”. Así que se hicieron de la partida Daniel, biólogo especializado en Cambio Climático, Jenni, administradora de empresas especialista en marketing, Juan Pablo, licenciado en gestión ambiental y líder de auditorías ambientales y Clara, licenciada en ciencias ambientales.

Hacen su trabajo pensando, primero y ante todo, en las personas y buscan mostrar que “la modificación de sus hábitos es posible y, además, el verdadero cambio hacia una sociedad más sustentable”. Goes Green va combinando tres ejes: Acción, Comunicación y Seguimiento.

Teniendo en cuenta las áreas a tratar, que son varias: residuos, agua, energía, movilidad, naturaleza, etc. se las hace trabajar sinérgicamente detro del “programa estrella” de Goes Green: Oficinas Verdes.

Con este plan se busca “la incorporación de nuevos hábitos por parte de los colaboradores, implementando diferentes acciones para reducir la huella ecológica, ahorrar dinero y aumentar el compromiso del capital humano”. El equipo pone en marcha la acción ecológica, dependiendo del grupo con el que se trabaje y del objetivo buscado, como por ejemplo acciones conductuales para ahorrar energía, o mecanismos de comunicación o de formación a los empleados. Luego, la consultora se encarga de monitorear el proceso y ofrecer los resultados a los que se llegue, siempre ajustando cualquier cabo suelto que pueda aparecer en el transcurso de la acción.

Para Luz, Eliana, Jenni y todo el equipo, hay algo que está claro que es “fundamental disminuir la distancia entre lo que se dice y se hace, de tal manera que en un momento dado, tu discurso sea tu práctica”. Esta es una frase de Paulo Freire que se ha convertido en un norte para los chicos de Goes Green.

Por eso, en estos años de trayectoria, Goes Green siempre han buscado concientizar a través de la acción. Buscar el factor humano y lograr que las nuevas costumbres de ahorro y reciclaje, por ejemplo, permeen en sus costumbres, al punto que se vuelvan la manera natural de hacer las cosas (bien hechas, claro).

El efecto se contagia persona por persona, en el trajín del yugo diario del que ninguno de nosotros escapamos. Luego un grupo que hace las cosas sustentables de 9 a 18 y que va a sus hogares y sigue desparramando conciencia ambiental. Luego a un vecino, luego al hijo y después a los compañeritos. No suena difícil, ¿verdad? ¡Es porque no lo esl!

Tres ejemplos de cómo se implementan pequeñas acciones en empresas que pueden derivar en grandes logros.

1. El "Papeletón" fue una campaña  que buscó concientizar sobre el uso del papel, desde reducir su uso hasta entender la curva en que se vuelve un desecho –aunque no lo sea-. Por eso, toda la oficina se puso la mochila del reciclaje y donó todo ese papel que tenían acumulado hacía años en sus archivos. Para incentivar, se organizó un sorteo entre todos los participantes y premios para los que más donaron.  

2. El Trueque Verde estuvo pensado para darle “una nueva vida a las cosas" y el consumo colaborativo fue la base de esta actividad. “Ese día todos los empleados podían traer algo que no usasen más y cambiarlo por otro”. La premisa aquí era reutilización.

3. Talleres como "Reciclo Música", "Hago lo Desecho: juegos con imaginación" o "Regigami" son muy pedidos cuando hay niños involucrados. De esta manera ellos aprenden a transformar un descarte  en un juego.

Como ven, no es tan difícil de enseñar cómo ser sustentable en ámbitos de trabajo. Además, pensando en que la mayor parte del día la pasamos en ellos, la ecuación hasta parece lógica. Y aunque parezcan acciones micro, contagiadas a cada sector de la empresa, a cada sucursal de la misma, y así ad infinitum, tenemos grandes, grandísimos cambios.

Claro que los hombres de negocios deben pensar en aplicar pautas sustentables a todos sus procesos de producción y no sólo a la administración, pero empezando de a etapas, es totalmente factible y ampliamente deseable. Todo esto, además, cambiando la atmósfera de trabajo y divirtiéndose un buen rato, aprendiendo y haciendo cosas buenas.

¡Ojo! También pueden consultar las propuestas Deporte Sustentable y Servicios Verdes a medida. ¡Un aplauso para el original y necesario trabajo de Goes Green! ¿No les parece?

 

Encontralos en Facebook!

]]>



Te contamos como realizar tus pedidos y nuestra filosofía.