Alternativa Verde | Paisaje nativo, la cooperativa que busca recuperar la herencia natural de Buenos Aires
2925
post-template-default,single,single-post,postid-2925,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Paisaje nativo, la cooperativa que busca recuperar la herencia natural de Buenos Aires

Paisaje Nativo cuyo trabajo es volver a tu rincón verde en un lugar consagrado a las especies propias de la eco región en que vivas. Paisaje Nativo busca recuperar la herencia vegetal que se fue perdiendo por los vaivenes de los flujos migratorios y revivir la dinámica de las plantas con otras criaturas del mundo animal que, hace un par de siglos, han visto su hábitat trastocado sustancialmente. Charlamos vía mail con una de sus integrantes, Mariana Gonzalez, quien se encargó de dejarnos muy claro por qué es importante revalorizar lo nativo frente a lo foráneo y que, con cada explicación que dio, me demostró que el amor por esta labor en la tierra es algo que mueve a este grupo de jóvenes profesionales. Mariana junto con Natalia Sol González, Jorge Mazzochi, Hernán Gigena están “cansados del gris de la ciudad y con ganas de empezar a ver nuestra identidad cultural desbordando balcones, con sus mariposas dando vueltas”. Son licenciado en planificación y diseño del paisaje, Intérprete naturalista, artista plástica, ingeniero en sistemas y agrónomo y eligieron agruparse en cooperativa porque, como muchos otros emprendimientos que ya conocimos aquí, tienen una concepción del trabajo más orgánica y festiva, como se dice que fue alguna vez la labor entre los hombres. “Cada integrante es un vital ingrediente, el cual aporta sus ideas y personalidad, y al combinarlas da como resultado algo más grande que la simple suma de éstas. Cada miembro tiene voz y voto, de esta forma, las decisiones son tomadas en forma democrática y grupal. Paisaje Nativo no se complace con el modelo actual vigente y busca algo diferente, algo mucho más justo y natural, una sociedad que se basa en sus miembros y no así en sus capitales, donde cada uno se siente parte, y sus ideas dan frutos”. El trabajo que hace este grupo es “crear espacios verdes, con plantas nativas de cada Eco región. Es decir, Si el espacio a planificar y diseñar se ubicará en la Región Metropolitana de Buenos Aires, trabajaríamos con especies de la Región pampeana, paranaense y del espinal”. Hay una idea motor en todo esto, por supuesto, y es “defender estos ambientes naturales modificados por el hombre, que fueron desplazando la vegetación por asentamientos humanos. Por eso creemos que cada espacio, sin importar su magnitud, puede ser un “paisaje nativo”. Integrando el ambiente natural, al entorno construido por el hombre, vinculando esta disciplina con arte y creatividad”. Para lograr esto, estos jóvenes van “integrando plantas nativas en el jardín y, con esto, forman corredores biológicos (conexiones), por ejemplo, entre reservas naturales que se encuentran al este de la ciudad (Costanera Sur, Ribera Norte ) con reservas que se encuentran al oeste (Otamendi, Pilar, Morón, Moreno, etc). Así nuestro patio o jardín se vuelve un importante eslabón en estas conexiones y ayudamos a distintas especies animales (Mariposas y Aves) a poder recorrer mayores distancias, reproducirse con colonias diferentes y aumentar sus poblaciones”, explicó Mariana. Un nuevo pulmón verde nace, con especies nativas de la zona en que vivimos, y con él empiezan a llegar mariposas y aves, picaflores, y la actividad polinizadora comienza frente a nuestros ojos. “Esto es más difícil que ocurra con especies exóticas, ya que estos animalitos, siempre convivieron y evolucionaron junto con las plantas nativas de la zona, y no así con las exóticas introducidas hace no mas de 200 años. Tan grande es esta conexión que ciertas mariposas sólo pueden existir si existe la planta donde nacen y pasan los primeros meses de vida. Un ejemplo de esto es la Mariposa Argentina con su planta nodriza que es el Coronillo o el Ingá, árboles que reinaban en Buenos Aires tiempo atrás”.   Me dejo llevar por el relato de Mariana y me entusiasma pensar en que este granito de arena que ellos van poniendo, por ejemplo, plantando árboles nativos en la ciudad, lograría recuperar nuestro patrimonio natural que se fue perdiendo en estos dos siglos. “Queremos devolver la identidad natural de esta eco región”, dice con una convicción que contagia. Este cuarteto profesional y amante de la tierra planifica, diseña y proyecta espacios abiertos regionales, urbanos, rurales y periurbanos. Su afán por recuperar la identidad natural hace que no se pongan límites al momento de tomar un proyecto: arbolado urbano, parques, estancias, jardines urbanos, jardines verticales en interior y exterior, terrazas verdes, huertas, todos pueden ser un lienzo en blanco desde donde armar un rincón nativo vibrante de arte y creatividad. Inclusive escenarios de conciertos como el de Perotá Chingó son lugares desde donde predicar el amor a las especies nativas. Estamos con ganas de volver esta ciudad verde, con plantas nativas, creatividad y arte”, dice Mariana y no sólo le creo sino que estoy segura que lo lograrán. Y Alternativa Verde estará ahí para contártelo. Contactalos en www.facebook.com/paisanativo]]>



Conocé nuestro Mercado de productos naturales.