Alternativa Verde | Día de la Conciencia Ambiental en Argentina
9157
post-template-default,single,single-post,postid-9157,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Día de la Conciencia Ambiental en Argentina

Hoy, 27 de septiembre, se celebra en Argentina el Día de la Conciencia Ambiental.

RayPG2.0

Es un día dedicado a conmemorar a las víctimas de un escape de gas cianhídrico que ocurrió en Avellaneda (Provincia de Buenos Aires) en 1993. En su homenaje, en todas las escuelas primarias y secundarias deben dedicarle un momento en la jornada a reflexionar sobre cuestiones ambientales y crear conciencia de la responsabilidad de todos en cuidar el medioambiente. Además deben darse a conocer los derechos y deberes relacionados con el ambiente mencionados en la Constitución Nacional, siendo el artículo 41° el más significativo de todos.

Desde Alternativa Verde, estamos seguros que somos cada vez más los que entendemos que nuestro Planeta está en un momento de crisis y que está en nuestras manos revertir esa situación. Somos muchos los que entendemos que hemos alcanzado un punto de inflexión como sociedad en el que ya no podemos dejarnos llevar por el aceleramiento del sistema capitalista que fomenta el consumo exacerbado, que sobreexplota recursos y genera desechos sin políticas de reciclado, reducción o reutilización alguna.

 

Sabemos que ha llegado el tiempo de volvernos consumidores conscientes y ciudadanos responsables, que el hermetismo al que nos quieren reducir como individuos no es la clave, sino que hay que regenerar los lazos sociales y recrear comunidades más sanas y más limpias, más sociales, si me permiten la redundancia.

Por suerte, cada vez hay más opciones para poder llevar adelante la conciencia ecológica y transformarla en acciones que ayuden a no contaminar y cuidar la ecología: comercio justo en que se trata directamente con el productor, producciones orgánicas de alimentos, ropa, juguetes, plantas; que se consiguen en mercados independientes; producción de compost para reducir los desechos.

También se están revalorizando costumbres de hace 50 años que ayudan a no generar más basura: una vuelta a las toallas femeninas de tela y a los pañales de tela, son un claro ejemplo. Volver a usar bolsas reutilizables para las compras diarias, es otra. Andar más en bicicleta que en coche; cuidar de no derrochar agua, que los productos de limpieza sean biodegradables, etc.

Las maneras de comprometerse son muchas y lo importante es empezar, de a poco, a tomar hábitos ecológicos. Empezando por uno y siempre teniendo en cuenta que las grandes empresas y las instituciones del Estado tienen el deber de fomentar conciencia ambiental pero también deben ser ejemplo de conductas amigables con el Planeta. “Pensar global, actuar local”, empecemos ahora.

Sin Comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

Conocé nuestro Mercado de productos naturales.