Alternativa Verde | Primera página…
1
post-template-default,single,single-post,postid-1,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Primera página…

Por la misma época, la pérdida de petróleo de un buque en aguas argentinas provocó el empetrolamiento de pingüinos. Recuerdo haber escrito una nota al respecto en una hoja de carpeta y habérsela mostrado a la señorita como un logro, aunque mi incursión en las notas de opinión no tuvo repercusión alguna. Ya en la secundaria, fui con la familia de mi mejor amiga un fin de semana a la Costa Atlántica. La playa estaba casi vacía y me llamó la atención la cantidad de colillas de cigarrillos que había en la arena. Con mi amiga empezamos a levantarlas y nos sorprendió realmente descubrir que era una tarea inacabable, no importaba cuántas juntáramos siempre había más y más… Casi en cuarto año, me quisieron “hacer gancho” con un amigo del novio de entonces de mi mejor amiga. Esperando en la esquina para cruzar la calle, ví al chico en cuestión tirando una botella vacía a la alcantarilla. Le dije que eso no estaba bien y me miró como si no tuviera importancia. ¡Qué bronca me dio! Estos son pequeños recortes de esta relación que tengo con la ecología desde chica. En parte el amor y cuidado por la Naturaleza me los legó mi mamá, una precursora que lavaba las bolsitas de nylon para volverlas a usar y que me enseñó que los papeles no se tiran y el agua no se desperdicia, entre tantas otras cosas, que valoro más cuanto más pasa el tiempo. El resto lo fui aprendiendo, fue creciendo solo. Se transformó en una parte mía. Desde este blog simplemente busco sumar una voz a un movimiento que, por suerte, no para de crecer. Contar desde mi lugar qué se puede hacer para ayudar al medio ambiente, para vivir en armonía con nuestro entorno, respetando y volviendo a las fuentes un poco, también. Optar por una alternativa verde es posible en cada momento de nuestro día y, si se van sumando voluntades, genera el cambio que se necesita. Cerrar la canilla cuando no usás el agua, usar bolsas de tela para las compras, tomar un transporte público, comenzar tu huerta, separar tus residuos. Desde aquí te contaremos algunas, podés mandarnos tus consejos y tu experiencia, y entre todos construir un espacio donde crear conciencia, divertirnos y generar nuevas ideas! Este es el humilde aporte de una chica común, ¿cuál es el tuyo?



Te contamos como realizar tus pedidos y nuestra filosofía.